Delegacion Cosquin

Rubén Borgart, de la Dirección de Cultura del Municipio, Flavia Rodríguez, Daniel Fioretti, Noemí Sandoval, Cristian Torres y Maximiliano Sandoval.

El viernes 3 de febrero el intendente Daniel Fioretti recibió, en la sala de reuniones de la Municipalidad, a los artistas reginenses que participaron de la 57º edición del Festival Nacional de Folklore Cosquín 2017. Noemí y Maximiliano Sandoval, Cristian Torres y Flavia Rodríguez formaron parte de la delegación rionegrina que representó a nuestra provincia en el escenario más importante de la cultura folklórica argentina.

El Intendente felicitó a los artistas en nombre de la localidad por haber participado en el festival de Cosquín “una de las ventanas y escenarios más representativos de la cultura y, sin duda, es un trampolín para muchos artistas”, dijo y agregó: “Sabemos que no es fácil llegar y el primer mérito es haber alcanzado ese objetivo  (…). Nos genera orgullo y satisfacción que nuestra gente trabaje por la identidad, por mantener las raíces y desarrollar la cultura”.

Fioretti abrió la ronda de preguntas e invitó a los jóvenes a presentarse ante los medios de prensa para que puedan relatar su experiencia al pisar el escenario de la plaza Próspero Molina. “Estamos peleando para que los artistas locales tengan  protagonismo, tenerlos presentes y acompañarlos”, finalizó.

A su turno, Flavia Rodríguez expresó su alegría por haber sido recibidos por el Intendente de la ciudad y agradeció la fortuna de haber sido convocados por el secretario de Cultura de la Provincia, Ariel Ávalos, para conformar la delegación oficial de Río Negro. “Esta es la segunda vez que vamos a Cosquín con mis compañeros de Alma Sureña pero convengamos que esta oportunidad fue más satisfactoria porque se armó la delegación con integrantes de todas los rincones de la provincia”, aclaró y destacó la organización y la atención que recibieron de la Secretaría de Cultura.

Luego, Cristian Torres resaltó que la experiencia de bailar sobre el Atahualpa Yupanqui es única, difícil de explicar pero con una fuerte carga emocional. “Desde que llegamos y fuimos a ensayar ya nos generaba una emoción importante. Nosotros hemos recorrido otros escenarios que son imponentes pero este tiene un extra, algo diferente. Siempre lo vimos por televisión pero otra cosa es estar ahí, uno se siente artista y desde el comienzo estuvimos bien cuidados”.

Los artistas coincidieron en la exigencia de los ensayos y en el trato respetuoso que se mantuvo entre los integrantes de la delegación provincial, todo en un clima de “buena onda”. “Por ello cada uno se puso la bandera de Río Negro y de su localidad e hizo lo mejor posible para que el grupo funcionara”, señaló Torres.  De allí surgieron lazos de amistad sobre los que se sembraron ideas y proyectos para futuros encuentros. “Es un sueño cumplido para la mayoría de los músicos y bailarines y deseo que puedan participar otros artistas en próximas convocatorias”, manifestó.

Noemí Sandoval, cantante, hizo un balance del recorrido y concluyó que hace falta más unión entre los artistas locales que, resaltó últimamente, están trabajando para lograrla. Además llamó a invertir en la cultura. “Creo que esta gestión lo está haciendo porque para saber de qué se trata hay que vivirlo y Ariel Ávalos es campeón nacional y sabe lo que significa un festival”, expresó.

Para finalizar, Maximiliano Sandoval, explicó que cada vez que salen de la provincia se ocupan de representar la cultura local tanto con la vestimenta que utilizan como con las canciones que interpretan y la música que danzan, detalle que reconocen los artistas de otras provincias. Entonces recordó una anécdota: En las calles de la ciudad cordobesa se encontraron con el hermano de Remo Namuncurá,  autor de  Zamba para Villa Regina, quien los había visto años atrás en un festival cuando bailaron esa zamba. “Así que una noche, después de bailar, nos pusimos a cantar la Zamba para Villa Regina, juntos, tres reginenses en medio de Cosquín”.