17239863_394951234218737_627973252560075287_o

Airbag, la banda de los hermanos Sardelli, cerró la primera noche de espectáculos en el Cono Randazzo con una presentación que contagió de energía al público que desde temprano ya estaba abrazado a las vallas del escenario para cuidar ese lugar privilegiado cerca de sus ídolos.

Vinilo en Blanco, la banda reginense surgida del CET 18,  abrió la grilla de artistas del viernes 10 de marzo con una lista de canciones propias y ajenas que animó la espera y anunció a los visitantes de la feria que la música había empezado.

A su turno, mientras el frío de las noches de marzo bajaba desde la barda, Ovni Bus descargó clásicos rockeros sin respiro que hicieron subir la temperatura de un anfiteatro cada vez más animado.  El punto fuerte, la versión aplanadora de Sucio y Desprolijo que los locales eligieron para cerrar su presentación.

La sorpresa, para quien no los había escuchado previamente, la dieron los roquenses Scaramouche con su tributo impecable a Queen. Si alguien del público hizo el ejercicio de cerrar los ojos cuando Pablo Aristimuño, quien no se guardó nada, y los suyos interpretaron Under Pressure, We Will Rock You o Bohemian Rhapsody por ejemplo, seguramente se maravilló por la calidad y claridad del sonido de Scaramouche, tan respetuoso del legado de la banda londinense.

Pasada la medianoche Airbag irrumpió en el escenario del anfiteatro y lo que siguió fue una avalancha electrizante de rock ganchero para un público que gritó, saltó y coreó cada uno de los temas de la banda de Buenos Aires. La espera valió la pena y la noche finalizó con los hermanos Sardelli interpretando una versión del Himno Nacional Argentino mientras luces celestes y blancas iluminaban la pared de la barda norte.

Galería de imágenes en la fanpage de la Fiesta Provincial de la Vendimia gentileza de Zoom estudio fotográfico